Dale un valor añadido a tu ocio y también a tu salud porque el vino es muy nuestro, forma parte de nuestra cultura, de nuestro día a día pero es que además de proporcionarnos buenos momentos y recuerdos, tiene muchos beneficios. Aquí te recordamos solo algunos:

1. Aliado contra la grasa: El consumo de vino tinto activa la función de un gen que impide la formación de nuevas células de grasa y ayuda a movilizar las existentes, según un estudio realizado en el Instituto Tecnológico de Massachusetts. Aunque contiene siete calorías por gramo, en dosis moderadas, contribuye a reducir la obesidad y el sobrepeso al envejecer.

2. Combate las bacteria bucales: Investigadores italianos han confirmado que algunos compuestos presentes en esta bebida frenan el crecimiento bucal de los estreptococos y bacterias vinculadas a las caries, además del de otros asociados a la gingivitis y dolores de garganta.

3. Mejora de la función cognitiva: Alrededor de 70 estudios demuestran que el consumo moderado de vino mejora el funcionamiento del cerebro y, en pequeñas cantidades, previene la demencia. Los científicos creen que se debe a que la elevada presencia de antioxidantes en su composición reduce la inflamación, impiden que las arterias se endurezcan e inhiben la coagulación, lo que mejoraría el riego sanguíneo.

4. Es bueno para la salud global: Pero siempre un consumo moderado de vino (según los expertos del British Medical Journal (BMJ) estimaba que media copa de vino diaria (5 gramos de alcohol) preferiblemente con la cena.

5. Aliado del corazón: Una copa al día en el caso de las mujeres o dos en el de los hombres, contribuyen a aumentar los niveles de colesterol bueno en la sangre y previenen las complicaciones cardiovasculares.

¿No crees que es buena idea maridar tu vida con vino?