No sabemos si encontrar el amor se ha convertido en una tarea más complicada que antes para la mayoría, o si el ritmo de vida al que estamos acostumbrados impide conocer a gente de la misma manera que hace cientos de años. El caso es que, desde hace un tiempo, las aplicaciones de citas se han puesto muy de moda no solo entre los jóvenes. Tinder es una de las que encabeza la lista, se trata de una app que como si se tratase de una compra online, te permite decidir si un tío te gusta o no según las fotografías que ha colgado y la poca información que aparece.  Y claro, de ahí puede salir desde el que se le da muy bien el uso del Photoshop, el que se resta unos cuantos años y por supuesto, el que cuando habla pierde todo lo que había ganado con la boca cerrada.  

Es bastante difícil acertar a la primera, y a la segunda, ya que estas aplicaciones utilizan baremos tan dispersos como que coincidáis en edad o en algún que otro hobbie. Esto era así, hasta que alguien le dio por pensar cuál sería la manera más acertada y exacta de descubrir que dos personas resulten ser almas gemelas. Y así apareció Pheramor, la aplicación de citas más peculiar que existe hasta la fecha 

¿De qué se trata? Esta App analiza tu ADN para encontrar la pareja más compatible contigo. Para ello tienes que depositar tu saliva en un kit de ADN que te envían y enviárselo. Una vez allí, se analiza el ADN de cada persona además de sincronizar con tus redes sociales para tener un perfil de lo más completo. (No sabemos en qué sentido) La propia aplicación se encarga de encontrarte citas y personas “perfectas para ti”.  

Así que, si quedaba algo de romanticismo en el mundo, parece que Pheramor quiere terminar con él de una manera un tanto peculiar.